Hola chicas!!

¿Cuántas veces os habéis dejado las manos apretando los botecitos de las bases de maquillaje hasta que ya no se podía más? Yo lo hacía así hasta que hace cosa de un año, un día apretando con todas mis ganas pensando que ya poco podía sacar, rompí el plástico de un bote y me pringué entera de maquillaje; se me ocurrió hacerle una pequeña “cirugía” al bote y ¡Voilà!, quedaba un montón de producto que habría tirado a la basura si no hubiera sido por el pequeño accidente. Así que a partir de ese día, bote que termino, bote que pasa por quirófano.

Aprovechando que tenía un par por operar, hice unas fotos para que veáis la cantidad que se puede llegar a desperdiciar sin saberlo.

 Base de maquillaje

 

Uno de los botes lo tiré porque lo había dejado demasiado tiempo esperando juntar unos cuantos y se había quedado algo seco.

                                 Base de maquillaje

Así es como quedan después del vaciado:

Colour copy deborah milano

Y aquí tenemos el resultado final!

botes de muestras

Es algo muy simple y con lo que se puede ahorrar bastante si lo tienes en cuenta, porque como veis, aún quedaba muchísimo producto que de otra manera hubiera tirado… Así que ya sabéis, cuando ya no salga más del bote, abridlo antes de darlo por terminado ;).

Esto es todo por hoy chicas, nos vemos en el próximo post!

Compartir mola!
Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *